11 dic. 2011

Poema de identidad

Sé que soy un don nadie,
un cualquiera que intenta dar su nombre,
un proyecto en el aire,
una sedienta voz que apenas se oye
en el hondo tumulto de la calle.

Siempre he puesto el amor en primer término,
y al lado siempre del amor, el hombre;
amor entre los hombres voy poniendo
sin parar, día y noche,
en la tierra, en el mar y hasta en el cielo.

Y no me ha de importar que no me tengan
en cuenta. O que me digan: Algo has hecho
por librarnos del tiempo que nos pesa.
(Me basta con saber que canto dentro
del que tiene en sus manos y en su lengua
la medida de todo el universo;
me basta con saber que vivo siempre
en el inquieto río de la sangre
y en la vibrante fibra de esos seres
que van con la verdad a todas partes).

Soy un don nadie, mas yo soy mil veces
una canción de amor que se reparte.
Me llamo corazón, un nombre breve
que al hombre dio al nacer un nombre unánime.

Agustín Millares Sall

No hay comentarios:

Publicar un comentario